Boleslao Lewin

Es historiador, escritor, investigador.
Nació en Polonia, en Lodz, el 25 de febrero de 1908.
De origen judío se radicó, en los años treinta, en Uruguay, escapando de los progroms de Polonia. Desde 1937 se vino a Buenos Aires.
Fue profesor de Historia Americana en la Facultad de Filosofía y letras de Rosario, miembro del Comité de Historia de las Ideas del Instituto Panamericano de Geografía e Historia.
Se identificó con la tragedia indígena.
Logró tener acceso a los monumentales archivos de la Inquisición de Perú y México.
En su conocida biografía ‘Tupac Amarú, el rebelde’ documentó el modo en que fue avasallado el imperio socialista de los incas.
Son de su autoría ‘Emiliano Zapata y el problema social de México’, ‘El judío en la literatura argentina’, ‘El levantamiento de Tupac Amarú’, ‘El judío en la época colonial’.

*** *** ***

Nuestros padres, abuelos o bisabuelos vinieron a estas playas huyendo de la pobreza o de la persecución. No sabían que venía a asentarse en un lugar que antes había pertenecido a los aztecas, a los guaraníes, a los mapuches, a los mayas, a los kollas, a los tehuelches, a los totonacas, a los matacos, a los charrúas, a los diaguitas, a los calchaquíes, a los araucanos y tantas otras etnias exterminadas. Tampoco hay mucha conciencia en los hijos, nietos o bisnietos de los inmigrantes europeos, de la injusticia cometida.

El comentario es de Herman Schiller en su trabajo ‘El genocidio en la Argentina’, donde exalta la tarea realizada en América por Boleslao Lewin.
El general Roca, haciendo referencia a la conquista del desierto, utilizó una frase que en el siglo pasado usaron los nazis.
Lo que él iba a hacer era ‘una campaña de limpieza’.
Una vez que estuvo ‘limpia la región’, luego de la matanza de miles de indígenas, entre ellos mujeres, niños y ancianos, los terratenientes incorporaron a sus posesiones las tierras arrancadas a los indígenas. Fue el inicio de sus grandes negocios.
En 1978 el general Videla celebró la matanza.
Para Schiller ‘Videla celebrando a Roca es el emblema del cordón umbilical que siempre unió a las distintas facetas del terrorismo de Estado en la Argentina’.

Hipólito Irigoyen en su primer gobierno impuso el 12 de Octubre como ‘Día de la Raza’.
Con la llegada de la democracia se estableció que el 11 de Octubre se recordara como el último día de la soberanía americana, para quitarle, a aquel día, la inmerecida categoría.
Es Duhalde quien le devuelve al 12 de octubre el valor que le estarán agradeciendo Rosas, Roca, Cortez, Pizarro y Videla.

*** *** ***

El 31 de marzo de 1991, Osvaldo Soriano tituló una de sus notas que aparecían en la contratapa de ‘Página 12’: ‘De Alzaga a Videla’.
Evocaba los 15 años de la infortunada dictadura miliar que implantó las torturas negadas y las secretas muertes.
El hecho coincidía con el 31 de marzo de 1795 cuando Alzaga ordenó la famosa paliza a Antonini, con la diferencia que aquella tortura fue pública.
Para escribir ‘De Alzaga a Videla’ Soriano se documentó con bibliografía argentina, recurriendo a los olvidados textos del talentoso investigador Boleslao Lewin.

*** *** ***

El ‘Che’ Guevara era un prolífico lector.
Un ordenado lector.
Tenía hojas con una lista de los libros que tenía previsto leer.
Un investigador descubrió que entre los libros que leyó en Bolivia se encontraba ‘Tupac Amarú, el rebelde’ de Boleslao Lewin.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Hamlet Lima Quintana

Desembarco de los Treinta y Tres Orientales

'La palabra amenazada' de Ivonne Bordelois